Santisima

Muchos the pintan como calavera

y calavera eres para el que verte como hueso quiera;

pero eres más que eso. 

Eres oscuro océano de azul profundo 

que cruzan los viajantes solitarios hacia el otro mundo.

Eres una abuelita con su nieto de la mano cruzando la vereda.

La paciencia de arañas y de orugas tejiendo con la seda.

Cuando se extingue todo, tu eres lo que queda.

Si el caminante desalojado de ilusiones pasajeras

lo que hay en ti supiera

apretaria el paso y no se detuviera

como no se detiene en el ocaso

la hoja satisfecha ya de primavera

y que en caída libre busca su descanso

con el pasar de los siglos y de cada era.

Solo te han conocido verdaderamente, solo por un instante,

los guerreros, los recién nacidos y los inmigrantes;

las mujeres en parto, los locos delirantes,

y esa catarsis tan profunda que deja sin aliento a los amantes.

Subscribe to our blog

Follow us

%d bloggers like this: